Bonhoeffer - Resistencia al Nacionalsocialismo g-daf-es.net
Página principal
Preámbulo
Introducción
Familia
Juventud
Iglesia
El Sermón de la Montaña
Decisiones
Sé fiel...
Ecumenismo
Finkenwalde
Persecución
Conspiración
En prision
Resistencia y rendición
Vida - fragmentaria
Acontecimientos históricos
Información sobre la exposición
Versión alemana de la exposición
Contacto
Asamblea de los 'Cristianos alemanes', en 1933.

Asamblea de los "Cristianos alemanes" en Berlín, el 3 de abril de 1933.

Sé fiel... a tus principios, sé fiel... a tus creencias

"Se hace necesario tomar una decisión, pues nuestras opiniones difieren... Venid, vosotros... los que habéis sido abandonados, los que habéis perdido a la Iglesia, queremos volver a las Santas Escrituras, queremos buscar juntos la Iglesia... Iglesia, ípermanece siendo Iglesia!íSé fiel a tus principios... Sé fiel a tus creencias!

(Dietrich Bonhoeffer, sermón pronunciado el 23 de julio de 1933)

El 30 de enero de 1933, el presidente del Reich, von Hindenburg, nombra a Adolf Hitler canciller del Reich alemán. Dos días más tarde Hitler pronuncia su primer discurso radiofónico dirigido al pueblo alemán. Coincide que ese mismo día también está programada una conferencia de Bonhoeffer en la radio. El tema: "El Führer y la individualidad en la generación joven". Bonhoeffer no puede terminar su conferencia en la radio; la emisión es interrumpida por la dirección.

El 27 de febrero arde el Reichstag (= Parlamento) en Berlín. Al día siguiente se publica el "decreto-ley de la protección del pueblo y del Estado", que seguirá en vigor durante los próximos doce años. Constituye la base "legal" del incipiente terror nacionalsocialista, que se caracteriza por las restricciones de los derechos fundamentales, como por ejemplo, la violación del derecho a la libertad de expresión, a la libertad de prensa, de asociarse y reunirse, así como por la violación del secreto epistolar, postal, telegráfico y telefónico. Además se legitima el allanamiento de morada, así como la confiscación y privación de bienes.

Mientras se llega a un concordato con la Iglesia Católica, el 20 de julio de 1933, el Estado nacionalsocialista, con ayuda de los "Cristianos alemanes", una agrupación vinculada a la NSDAP, intenta asimilar a la Iglesia Protestante. Bajo la influencia de los "Cristianos alemanes" se procede a unificar las diferentas iglesias regionales, hasta entonces independientes, en una Iglesia centralizada del Reich. En las elecciones eclesiásticas, que son convocadas de inmediato, los "Cristianos alemanes" arrasan. En el "Sínodo Marrón" de la Iglesia regional prusiana se decreta la "ley aria" para la comunidad eclesiástica. El 27 de septiembre de 1933, el sínodo nacional alemán en Wittenberg nombra obispo del Reich alemán al pastor de la Marina Ludwig Müller.

Debido a ese intervencionismo en los asuntos internos de la Iglesia, así como a la casi total aceptación de la ideología nacionalsocialista por parte de los "Cristianos alemanes", en el seno de la Iglesia se forma una oposición, a la que también pertenece Dietrich Bonhoeffer. A partir de esta oposición se constituye la Iglesia Confesional, que se disgrega necesariamente del Cristianismo Alemán, en los sínodos confesionales de Wuppertal-Barmen a principios de 1934 y de Berlín-Dahlem en octubre de 1934. Los representantes más significativos de la Iglesia Confesional son Karl Barth y el pastor de Dahlem, Martin Niemöller. Barth es el autor de la Declaración de Barmen, en la que sostiene que la unión de la fe y de la Iglesia está sujeta únicamente a "Jesucristo tal como se nos da a conocer en las Santas Escrituras". Martin Niemöller es el fundador del "Pfarrernotbund", una federación que va a apoyar ľ también económicamente ľa los pastores afectados por la represión de las autoridades eclesiásticas cristiano-alemanas o incluso por la ley aria.

1 Para que conste: La constitución de la Iglesia Protestante Alemana ya no existe, como tampoco existen ya sus órganos legales. Los hombres que se han apoderado de la gestión de la Iglesia del Reich y de los estados federados, por su forma de actuar, se han disgregado de la Iglesia cristiana.



g-daf-es

30 de marzo de 2004